External Surface

Superficie externa

Es necesaria la óseo integración para crear una estabilidad duradera del implante en el hueso. Para intensificar la óseo integración, los implantes deben pasar por una serie de procesos:

 El primer proceso es tratar el implante con chorro de arena, usando partículas adhesivas que contienen Alumina, para poder crear una superficie más áspera. En general, las células se adhieren mejor a superficies ásperas y los agujeros profundos que se crean por medio del procedimiento de tratado con chorro de arena, actúan como bolsas retenedoras del hueso recién formado.

 El segundo proceso es la limpieza de los implantes usando una técnica especial para mantener el Titanio en su composición original. Esto evita que materiales ajenos se queden atrapados entre la superficie de titanio y el hueso. Después de la limpieza final del Titanio, cuando entra en contacto con el aire, se crea una capa oxidada de 50-2000Å Ti-Óxido en la superficie del implante. Esta capa es inerte biológicamente y aísla el Titanio, defendiéndolo de reacciones químicas adicionales. Los implantes de Titanio puro o de aleaciones mantienen esta capa sin fricción o corrosión bajo condiciones fisiológicas. Esta capa delgada será la que determine la conexión entre el implante y el tejido, y no el metal en sí.
Este proceso evita una situación en donde un cambio fundamental en la composición del material en la superficie del implante cambiará la conexión entre el hueso y el implante.