Troubleshooting
1.   Cuando haya terminado de insertar el implante, la parte guía queda adherida y no se puede sacar.

Solución:
La parte guía está hecha intencionalmente de metal suave de manera que cuando se aplique demasiada fuerza, se doble y así se evite dañar la parte superior del implante.   Para liberar la pieza, reemplace el destornillador de trinquete en el sentido contrario al reloj y dele un golpe ligero; ésta se zafará.

2.  Considera que se necesita demasiada fuerza para insertar el implante (más de 45ncm)

Solución:
 Saque el implante. Si utiliza la fresa de trépano, reemplace el pin guía y utilice el trépano de 2.8 mm para perforar toda la longitud del implante. De lo contrario, usando la fresa estándar de 2.8 mm, agrande el diámetro interno a 2.8 mm a lo largo de toda la longitud.
 Cuando tenga duda sobre la medida correcta de la fuerza necesaria, agrande el agujero interno perforado a 2.8 mm. Esto evitará que se produzca una necrosis del hueso.

3. No se puede introducir el implante por completo y sigue dando vueltas en el lugar.

Solución:
El agujero de los primeros 2 mm no es lo suficientemente profundo y por lo tanto el implante no puede penetrar por completo. Retire el implante, perfore los 2 mm a la profundidad necesaria e inserte el implante de nuevo.

4. El hueso es muy suave (maxilar superior o la parte posterior de la mandíbula).

Solución:
Cuando utilice una fresa de 2 mm y sienta que el hueso es excepcionalmente suave (tipos 3 y 4), inserte el pin guía y cambie a las fresas más grandes, perforando solamente la parte superior de la corteza. El implante auto-penetrará el resto, permitiendo que haya una mejor conservación del hueso.

5. Tiene duda sobre el uso del método del pin guía cuando perfora en el área de los senos.

Solución:
Utilice fresas estándar en la siguiente secuencia: Primero utilice la fresa de 2 mm para llegar a la profundidad deseada y luego proceda a perforar a una profundidad de 5.5 mm usando las fresas de acuerdo con el tipo de hueso y el diámetro del implante.
  • v  Asegúrese de siempre tener sustitutos de hueso al alcance. Eso le permitirá corregir pequeños defectos de hueso en el instante.
  • Asegúrese de tener una variedad de implantes durante los procedimientos, lo que le permitirá adaptar y hacer cambios a lo largo del camino.